jimboporn

No voy a contar una historia de un hecho puntual y de una noche, sino una historia que se desarrolló en un tiempo prolongado. Es una historia de algo que nunca pensé que sucedería y no creo que vuelva a suceder. Esta historia tal y como la contaré, solo la se yo y ahora los que la lean, pero nadie mas la sabe.

Mi papá tiene un amigo de toda la vida, se llama Manuel Alejandro, se conocieron en el colegio, se graduaron juntos, él es el padrino de matrimonio de mi papá y mi papá es el padrino de matrimonio de él. Cuando yo nací, Manuel tenía treinta años, ya estaba casado, tenía un hijo de cinco años y una hija de dos. Las dos familias siempre fuimos muy unidas, yo jugaba con Juan Andrés el hijo de Manuel y con Sandra, su hija. Siempre nos reuníamos en ocasiones especiales y varias veces al mes almorzábamos o comíamos. Hay fotografías de mis papas alzando a los hijos de Manuel y también hay fotografías de Manuel alzándome, en esas fotos estaba en sus brazos. Creo que en ese tiempo Manuel no se imaginaba que unos años después también iba a estar entre sus brazos y que yo lo tendría entre mis piernas.

Manuel era especial conmigo, me llevaba regalos y me sacaba a comer helados. Yo obviamente no lo veía como hombre, tenía menos de doce años, todavía no me había llegado la época de sentir atracción por los hombres.

Cuando tenía doce años, Manuel y su familia se fueron a vivir a Inglaterra. Mientras vivieron allá la comunicación no fue tan buena, cada familia siguió su camino y se olvidaron un poco de la otra.

En ese tiempo mi vida cambió obviamente, me gradué del colegio, terminé una carrera universitaria, conseguí trabajo, tuve novios, en fin, muchas cosas. El año pasado, el 2007, terminé con un novio que tenía en el mes de mayo. Mi vida continuó y seguí con mi trabajo. En el mes de agosto nos enteramos que Manuel y su familia, volvían a Bogotá, llegaban para finales de agosto. Yo tenía 24 años y en noviembre cumplía los 25.

Ellos llegaron, hablamos por teléfono y mi papá los invitó a comer un día para recibirlos. Ese día llegó, la familia de Manuel ya estaba en mi casa cuando yo llegué. Me gusta cuidarme, hago ejercicio y para el trabajo me gusta ir muy bien presentada, sea que me coloque pantalón o minifalda. Ese día tenía una minifalda gris bien corta y una blusa azul oscura. Cuando entre y saludé a Manuel y su familia, no se que me paso, pero sentí una atracción grandísima por Manuel.

El hombre que vi me fascinó. Tenía el pelo con algunas canas, era alto, ojos verdes, buen cuerpo y no aparentaba la edad que tenía, se veía muy pero muy bien. La verdad era el mismo hombre, solo que esta vez yo ya era una mujer y los hombres me atraían, pero nunca pensé que Manuel fuera a despertar esos sentimientos en mí. Con Manuel también estaba su esposa, su hija y su hijo Juan Andrés, muy atractivo también, pero Manuel fue el que se llevó todo.

Esa noche como tenia minifalda, noté que Manuel me miraba mucho las piernas, lo note muchas veces cuando lo miraba y tenía sus ojos clavados en mis piernas. Aprovechando eso, comencé a coquetear con él, creyendo que era solo un juego y por esa noche solamente. Él me había fascinado, pero nunca se me cruzó por la cabeza tener algo con él.

Esa noche le coqueteaba con la mirada y sonriéndole, pero con lo que mas jugaba, era con mis piernas. Cuando estábamos todos sentados en la sala hablando, le mostraba mis piernas, las cruzaba, me las acariciaba de una forma sutil, me jalaba un poco la faldita y el no quitaba su mirada de mis piernas. Cuando ya se despedía, el me pidió el numero de mi teléfono celular. Yo trabajo en una compañía de redes, monitoreos y comunicaciones y aprovechando esto, Manuel me pidió el número con la excusa de llamarme para mirar los productos que mi empresa ofrecía. Al comienzo si pensé que era para eso, pero no.

Manuel comenzó a llamarme insistentemente, me preguntaba muchas cosas, comenzamos a hablar todos los días, me invitaba a almorzar y a comer. Comencé a sentirme mucho mas atraída por Manuel al punto de querer tener algo con él, lo único que me detenía era su esposa, una mujer excelente, que siempre me había tratado muy bien y que no me sentía cómoda teniendo algo con su esposo. Juan Andrés también me llamaba, pero no le ponía mucha atención porque el que me interesaba era su papá.

Una noche que Manuel me invitó a comer, comenzó a decirme que quería tener algo conmigo, que yo le fascinaba, que era una mujer espectacular, en fin, todas las cosas que los hombres dicen en esos momentos. Yo le dije que también me gustaría, pero que era imposible por la esposa de él. En ese instante, él me dijo algo que me gustó y creo que con eso decidí entregarme por completo a lo que sentía. Manuel me dijo: mira linda, a mi mujer no la pienso dejar, la amo, tu me gustas, te voy a cuidar y quiero vivir muchas cosas contigo, pero mi familia es lo primero. Cuando terminó de decir esto, me dio un beso al que yo correspondí. Nos dimos un beso delicioso, entre tierno y pasional.

free porn
xvideos
xhamster
mzansi porn
sondeza
cumtree
mapona
ekasiwap
south african porn
ebony
mature
indian sex
desi porn
tamilsex
mallu
telugu
kirtu
pakistani
rape porn

Salimos del restaurante tomados de la mano, yo estaba feliz, fuimos a tomar algo y ahí Manuel me dijo que fuéramos a un motel. De inmediato le dije que si. En el carro, mientras llegábamos al motel, le pregunte a manera de chiste, que si no sentía remordimiento de metérselo a la hija de su mejor amigo y que años atrás la había alzado, él me respondió acariciándome la cara y luego me acaricio y me apretó las piernas.

Llegamos al motel, y en la habitación, comenzamos a besarnos como desesperados, me tumbo en la cama, me acariciaba las piernas, me besaba y yo ya estaba perdida, entrega al placer. Cuando estuvimos desnudos, pude verle el cuerpo completo. No era atlético, pero para nada desagradable, era un cuerpo delgado, atractivo, hermoso, firme, sin una gota de grasa, delicioso para besarlo y sentirlo. Su pene era normal, pero esa primera noche no se lo chupé, al comienzo, lo único que hice fue tumbarme en la cama, abrir las piernas y decirle: Manuel, métemelo ya y él obviamente me lo metió. Se movía como loco, me penetraba de una forma impresionante, un ritmo constante, fuerte, rápido, yo le dije no te vayas a venir todavía, él no dijo nada y siguió penetrándome. Me acariciaba las piernas, me chupaba y me estrujaba las tetas…delicioso!!!! Esa noche, el me puso en cuatro, yo lo cabalgué, puso mis piernas en sus hombros y así me lo metió. Que delicia de noche, que delicia de orgasmos!!!

Luego de esa noche, comenzó una relación. Hacíamos el amor seguido, casi todos los días después del trabajo no veíamos e íbamos a un motel para tener sexo. Hicimos locuras como tener sexo en baños de discotecas y de bares. Una vez lo hicimos en la oficina de él. Nos íbamos de paseo algunos fines de semana y durábamos todo el tiempo teniendo sexo. Lo hicimos en la piscina, en la playa. Una vez el me hizo el amor en mi cuarto y una vez tuvimos sexo en el cuarto donde dormía con la esposa. Cuando nos ibamos a hoteles a pasar el fin de semana, yo llevaba lencería para seducirlo. Esto duro desde septiembre de 2007 hasta mayo de de este año. Durante este tiempo solo pasó una cosa, sexo y mas sexo.

Pero en el mes de mayo, la esposa de él comenzó a sospechar de su esposo. Viendo esto, Manuel me dijo que ya no podíamos vernos mas, que no quería dejarme pero que lo entendiera, yo le dije claro, te entiendo y de despedida nos fuimos a un motel a tener sexo. Cuando nos estábamos despidiendo yo le propuse una cosa. Juan Andrés, su hijo, siempre había estado detrás de mi, pero no le había puesto atención. Entonces le propuse que yo me hacía novia de Juan Andrés y así nos podíamos ver. Manuel aceptó con una sola condición, que su hijo no saliera lastimado.

Después de unos días comencé a salir con Juan Andrés, hasta que me hice su novia. Pensaba que el plan iba bien, pero después de un día todo se fue para abajo, porque me di cuenta que era imposible sostener algún tipo de relación de esta manera.

Un viernes estaba invitada al apartamento de Juan Andrés a comer. Era una comida con sus papas y con él, la hermana estaba de viaje. Para esa cita, me coloque una minifalda negra, demasiado corta y ajustada, medias, zapatos de tacón y una blusa ajustada y escotada. Esta ropa me la coloqué pensando en Manuel.

Cuando llegué, ahí estaba Manuel, papacito !!, nos dimos un beso en la mejilla y ya. Después de unos minutos, Manuel le dijo a Juan Andrés que ayudara a su mama a preparar la mesa mientras que iba conmigo al carro para ver si se le podía montar algún sistema de monitoreo de los que mi empresa vendía. No hubo ningún problema. Cuando Manuel y yo salimos del apartamento, no dijimos nada, solo nos miramos, entramos al ascensor y sin decir nada nos besamos, dejando salir toda la pasión que teníamos acumulada por tanto tiempo. En el ascensor nos besamos, le acaricie por encima del pantalón el pene, el me acarició las piernas y el culo.

Cuando el ascensor llego al sótano, donde se encontraba el parqueadero, seguimos sin decirnos nada, Manuel abrió la puerta trasera del carro y entro, me tomó de la mano y entre también al carro, cerré la puerta y comenzamos a besarnos mas apasionadamente que en el ascensor. Manuel me acariciaba por todas partes, me levanto la blusa, me quito el brasier y me chupo y apretó las tetas. Yo me detuve, me quite los zapatos, me quite las medias y la tanga, Manuel se abrió la bragueta del pantalón y saco su pene erecto. Inmediatamente me subí la falda, me senté encima y comencé a cabalgarlo. Lo cabalgaba con fuerza y rápido. Que orgasmos tan delicioso que tuve. Llegue antes que Manuel, así que seguí cabalgándolo hasta que sentí su semen llenarme toda mi cuca, que delicia. Nos arreglamos y volvimos a subir. Yo estaba feliz porque el plan estaba funcionando, pero en unas horas me daría cuenta que no.

Después de haber comido, nos sentamos en la sala a tomarnos unos tragos, yo no tomo mucho, así que prácticamente pase todo el rato con una sola copa. Como a la media noche, yo dije que me iba, pero todos estuvieron de acuerdo que no era buena idea, porque todos estaban con tragos, así que manejar era una imprudencia y tampoco dejaron que me fuera sola. Llamaron a mis papas para decir que yo me quedaba, no hubo ningún tipo de problema.

Luego de esto, me dieron la alcoba de la hermana. Juan Andrés se fue a dormir, Manuel y su esposa también. Yo me quite la falda, las media y me quede con la ropa interior y con la blusa. Después como de media hora, siento que abren la puerta, yo prendo la lámpara que estaba al lado de la cama y veo que es Manuel. Él cerró la puerta y sin preguntar ni decir nada, se tiró encima de mí. Me besaba por todas partes, me chupaba las tetas, me quito la blusa, la tanga y me lo metió de una. Me penetraba con locura. Luego me puso en cuatro pero no me lo metió por la cuca sino por el culo, algo que nunca había hecho. Me lo metió fuerte por el culo. Se corrió dentro de mi culo. Luego, me beso y se despidió. Yo me puse a dormir.

Luego sentí que abrían otra vez la puerta, encendí la lámpara, me di cuenta que eran como las 4 de la mañana y esta vez el que abrió la puerta era Juan Andrés. Él también se tiro de una sobre mi y comenzó a besarme todo el cuerpo. Yo le decía que no, que todavía no era tiempo. Yo trataba de impedir que el siguiera, no porque no quisiera, sino porque ya había tenido a otro hombre entre mis piernas. Pero el no hizo caso y seguía besándome. Me desnudó, él se desnudó y comenzó a hacerme sexo oral, que delicia!!!!!! En ese momento me entregué por completo al placer. Juan Andrés tiene un cuerpo espectacular, musculoso, formado en gimnasio, cuando le vi el pene, casi me derrito. Un pene hermoso, grandísimo, grueso, inmenso. Abrí mis piernas y Juan comenzó a metérmelo. Se movía como poseído, me lo metía de forma descomunal. La cama temblada, se sacudía. Mientras me lo metía me apretaba las piernas y el culo. Se quitó encima de mí y comenzó a metérmelo de frente. Tomo mis piernas cogiéndome los talones, me las abrió y me seguía penetrando. En esa pose, podía ver su maravilloso cuerpo. Le acariciaba los pectorales, sus abdominales y disfrutaba como loca. Luego me coloco boca abajo y se tiro encima, me lo metió por la cuca y en esas embestidas tan endiabladas que me pegaba, el sonido de mi culo, de mis nalgas, era excitante, sonaba como si estuvieran aplaudiendo. Luego otra vez me puso boca arriba, pero yo lo tumbe en la cama y comencé a cabalgarlo. Él no se aguanto y se puso otra vez encima mío. Me lo metía fuerte, duro, rápido, no paraba de meterme semejante pene tan delicioso. Luego de un buen tiempo, me lleno la cuca de semen.

Me dijo que me amaba, me dio un beso y se fue de la habitación. Miré el reloj y eran como las 5:30am. En ese momento lloré porque esa no era yo. En la misma noche había tenido entre mis piernas a dos hombres diferentes. Tenia semen en mi cuca de dos hombres, y eso para mi no estaba bien. Había disfrutado como loca, como nunca, pero eso no debía suceder. Comprendí que mi plan no podía ser. Si era la novia de Juan Andrés, iba a tener sexo con él pero si seguía con el plan, también iba a tener sexo con Manuel y así no me gustaba.

El lunes siguiente hable con Manuel, le dije que quería tener algo serio con su hijo que lo nuestro no podía continuar. El me dijo que si, y que se ponía contento que yo fuera la novia de su hijo. Esa noche nos fuimos para un motel para tener la última relación….delicioso!!! En estos momentos sigo de novia de Juan Andrés. Estoy contenta y cada rato disfruto del sexo tan espectacular que tengo con él. Juan Andrés compró apartamento para el solo, así no veo tan seguido a Manuel, aunque cuando lo veo, ya no siento nada por el. Juan Andrés me ha hecho olvidar mi atracción por su papá.

New upload

Want your upload to appear in this community?

  • Click the button above to upload straight to this community.
  • The community curator is notified, and will either accept or reject your upload (see community curation policy above).
  • If your upload is rejected by the curator, it will still be available on Zenodo, just not in this community.

jimboporn

Read more

Curated by:
jimbox
Curation policy:
Not specified
Created:
June 4, 2018
Harvesting API:
OAI-PMH Interface